Convertir un grupo de personas en un equipo

Cuando hemos logrado reunir a las personas competentes para un desempeño eficaz de las funciones requeridas por el proceso de gestión, tenemos un grupo de trabajo. A partir de ahí  comienza la etapa de convertirlo en un equipo. A veces ese proceso es un reto.

El problema... 

La mayor parte de las veces el problema se puede describir en términos de conseguir la adhesión de cada persona a la satisfacción de las necesidades de la organización, aparcando las propias preferencias individuales, como tal vez hubiera dicho Galbraith.

Para ver cómo hacerlo hemos estudiado a casi todos los que han escrito algo relevante en el ámbito de la organización de empresas: desde las teorías de la motivación a la reingeniería de procesos pasando por los consultores internacionales de más éxito, incluyendo la mayor parte de los sistemas de gestión de la calidad y la excelencia. 

La solución

Y este itinerario nos ha llevado a la conclusión de que construir un equipo es algo moderadamente sencillo, que no va mucho más allá de aplicar el sentido común. 

Es algo tan fácil como asegurarse de que las personas que integran la organización sientan que realmente forman parte del proyecto. En la filosofía FEEL, en expresión de Pérez Gago, hablamos de "incluir excluyendo": es un proceso personal de resultados extraordinarios, no siempre espectaculares, pero nunca decepcionantes. 

No es difícil, sólo hay que saber cómo llevarlo a cabo.


Avant propos de "Comprender para construir" (verano 2021)

Propuesta elaborada como apertura de una vía para la construcción, cohesión y desarrollo del equipo de la empresa, en un contexto descrito como de cambio permanente, en el que cierta inestabilidad estaría prolongándose en el tiempo y habría dificultades para la integración de sus miembros y la creación de un clima de confianza.

En las organizaciones, si tras el inicio de las turbulencias no se alcanza una etapa de cierto sosiego, la desconfianza se convierte en conducta adaptada. Si este es el modelo de organización o el estilo directivo, la situación está en el punto óptimo; tiene limitaciones objetivas, tan sólo hay que asumirlas. Si la compañía aspira al desarrollo de un equipo cohesionado y motivado en torno a objetivos participados, capaz de ofrecer respuestas rápidas y creativas a los retos de mercado… entonces hay que intervenir.

Avant propos de "Conectando" (primavera 2021)

Profundizar en la conexión es una de las mejores vías para el establecimiento de relaciones que, manteniéndose en el ámbito profesional, van más allá de lo meramente transaccional. La relación, aunque fácil de establecer, es un concepto elevado y fecundo porque nos une en lo universal.

No es necesario lograr intimidad para conseguir una conexión fuerte; podemos establecer relaciones profesionales más allá de lo meramente superficial simplemente con mejorar nuestra habilidad para escuchar y recuperar aquella curiosidad que teníamos a los cuatro años.

 Lo siguiente será poner nuestra personalidad en juego; en esta ocasión vamos tan solo a esbozarlo. 

Avant propos de "El momento presente" (primavera 2020)

Actividad para tratar de traer al grupo al momento presente y ofrecerle una perspectiva de futuro simultáneamente retadora y motivadora. Queremos trabajar con el pasado, con la historia, con las vivencias, para encontrar en ellas tanto los valores personales que ha puesto en el proyecto cada uno de los integrantes del equipo, como esos otros que han construido entre todos y les ha conferido, precisamente, la condición de equipo.

Trabajar con valores es la base de los sistemas de motivación avanzados y, sin ninguna duda, del método FEEL. Nuestra propia experiencia, sin ir más lejos, acredita que un adecuado ambiente de relación con un grado de conexión personal suficiente, permiten un más que notable impulso de la actividad y del compromiso del grupo muy eficiente, pero sobre todo, «sin fecha de caducidad».

Vamos a emplear técnicas de Co-active coaching habituales en los formatos de Withworth y Kimsey-House, en nuestra teoría, con base en la filosofía de los valores de Max Scheler. El diseño de la actividad se basa en la aplicación de estos recursos, mediante su empleo directo en el plano personal y su trasposición a lo grupal o, más precisamente, de equipo.

Además nos aplicaremos la mejora mediante el descubrimiento de técnicas destinadas a facilitar la toma de decisiones en ausencia de líder, de forma consensuada... o no, pero decidiendo, o la búsqueda de mayor eficiencia, tomando conciencia de la Agenda y de su diferencia con el calendario, para intentar ayudar a los participantes a evitar tiempo perdidos o de menor concentración.

Avant propos de "De la comunicación a la conexión" (primavera 2020)

Actividad con doble impacto sobre los participantes: proporciona conocimientos y habilidades para promover la fluidez de las relaciones y facilita la construcción de relaciones de cooperación, a través de la práctica en el aula y la experiencia de la conexión.

La conexión es la base del equipo, el sustrato de las relaciones profesionales de carácter personal, esas en las que, orientados a los resultados, cooperamos todos con todos para resolver problemas, superar situaciones críticas y alcanzar los objetivos de manera organizada y eficiente.

El fundamento, el primer paso en la práctica, es el establecimiento de una alianza de relación, algo realmente sencillo de llevar a cabo y que, lamentablemente, se hace con muy poca frecuencia.

Para desplegar el potencial de la conexión hay que saber preguntar y escuchar: son dos habilidades básicas en las que todos nos creemos competentes, pero que la mayor parte de las veces ejecutamos con poco éxito. Los participantes en nuestros programas se sorprenden con los resultados de la comunicación cuando practican una nueva forma de escuchar y el arte de preguntar.

 El avance en estas dos habilidades facilita la conexión, permitiendo un aterrizaje suave en los valores personales para impulsar una mejora de las relaciones y despertar un impulso natural a la cooperación: resolver problemas juntos. 

Avant propos de "Competencia de equipo" (verano 2019)

Programa adaptado para despertar una motivación personal profunda de cada uno de sus miembros con las metas del equipo y para descubrir y desarrollar habilidades de motivación que van más allá de un mero tratamiento epidérmico, que penetran hasta los huesos, en un momento en el que tal vez no vaya a ser suficiente con alto nivel de compromiso.

Buscamos un equipo con un mayor grado de conexión y cohesión y líderes dispuestos a ir más allá del mero desempeño, de superar los procesos para buscar el máximo de las personas, de asumir el mando de las operaciones y de conducir con vitalidad y valentía.

Emplearemos la intuición, pero sobre todo vamos a intentar que cada uno ponga de sí, que desafíe, que rete, que confíe y sepa ver el potencial de los demás y en los demás. Jugaremos al límite, pero por el otro lado, intentando que «nos despidan», conduciendo los procesos más allá de lo políticamente correcto, mostrándonos y siendo auténticos para conseguir que emerja la autenticidad del resto de los miembros del grupo.

Vamos a correr riesgos... para que los demás también corran riesgos.

Avant propos de "Conciencia de equipo" (primavera 2018)

Vamos a enfocarnos a la mejora de las habilidades básicas para la de venta con el desarrollo de relaciones de equipo, la motivación, personal y grupal, y la mejora de la satisfacción con el trabajo. Lo primero reforzará lo segundo.

Además, intentaremos desarrollar o profundizar en un estilo de venta personal; podría hacer crecer la satisfacción con la actividad laboral.

Trataremos de consolidar el avance en habilidades yen motivación, con un módulo de orientación de los participantes, personal y grupal.

La presión de los objetivos es ineludible: trataremos de revertirla en reto y articularemos algún recurso para llevarla mejor.

Avant propos de "Hacia la conexión" (primavera 2017)

Propuesta para una organización en transición que necesita definirse e integrarse en un grupo empresarial en el plano personal.

En esta ocasión queremos trabajar desde la pausa, no la indolencia, sino la serenidad para mejorar las competencias de conexión de los participantes.

Queremos avanzar también en la versatilidad de los participantes, lo que en otros ámbitos llamaríamos potencial disociativo, pero desde la autenticidad y el protagonismo: aprendemos a mostrar facetas de nuestra personalidad también disponibles, pero poco frecuentes, lo que nos ayuda a reforzar nuestra posición y a afirmar nuestra personalidad.

Pero muy particularmente, y por más que la jornada tenga un programa de trabajo, aspiramos al logro de nuestra meta como entidad para el desarrollo del talento: el programa es la persona.

Avant propos de "Construir el equipo" (otoño 2016)

Para conseguir que nuestros equipos trabajen como tales hay que establecer primero las bases, conocer y entrenar las habilidades de conexión imprescindibles y considerar el potencial de todos sus miembros: escuchar y preguntar, orientar, establecer metas y compromisos.

Y además hay que ser competentes para llevarlos a la práctica, con planes de acción de esos que realmente se ejecutan.

Durante las sesiones del curso conoceremos las técnicas imprescindibles para la construcción del equipo, para ayudarnos a trabajar en sintonía y practicaremos, sobre todo practicaremos, con dinámicas sorprendentes, asuntos de la actividad profesional.

Esta actividad aporta una mayor cohesión entre los miembros del equipo y sirve para generar un mejor clima de confianza.

 Hacemos equipo, impulsamos equipo, construimos equipo y divirtiéndonos, disfrutamos en el proceso.